Páginas vistas en total

sábado, 30 de octubre de 2010

Ya lo sospechaba yo...

Esta mañana me desperté con la gran noticia. En la puerta de mi casa, congregados en mi calle, una nube de periodistas me esperaban formando un gran revuelo. Las cadenas de televisiones han abandonado el domicilio de Belén Esteban, del recién consagrado premio novel Vargas Llosa, y todo para correr raudos a mi encuentro. Cómo se siente después de conocer la noticia, me preguntaban. Qué va a hacer a partir de ahora, me decían.
En fin, supongo que ya lo sabréis pero por si acaso algún despistado anda por ahí sin leer los periódicos ni ver la tele, voy a contar lo que yo ya suponía y lo que un grupo de científicos acaban de publicar en cierta revista especializada de la que no quiero hacer publicidad.
Resulta que la Tierra no gira alrededor del sol. ¡El mundo gira nada menos que A MI ALREDEDOR! Sí, sí. Ahí es nada. Alrededor mío. En pocas horas me he convertido en el hombre más popular de España, del mundo entero, el hombre que todos quieren ver y tocar, desbancando a Iker Casillas, a la Esteban y a Vargas Llosa.
Tantos años escuchando el estúpido runrún de mi madre: baja de las nubes, el mundo no gira en torno tuyo, tienes que dejar de ser tan engreído, tan jodidamente egoísta.
Pues bien ¡mira por donde! Ahora va y resulta que era verdad.
Ya lo sospechaba yo...

jueves, 28 de octubre de 2010

LONDRES



El fin de semana pasado, en la estación de Victoria, en Londres, viajaba yo dentro del tren cuando capté una imagen con el móvil ciertamente conmovedora. Era una pareja que, fundidos en un abrazo, se rendían al calor del único rayo de luz que penetraba en la estación. Ajenos al resto de los transeúntes, inmóviles, reverberaban con luz propia en esta mañana fría y otoñal, con un peso y un significado que los separaba del resto. Parece que la luz viniese, en realidad, de ellos.
Los seres humanos parecemos no tener ningún tipo de defensa a la hora de sucumbir ante imágenes que relatan una historia por sí solas. Quién sabe lo que en realidad les sucedía a esta pareja. Quién sabe si era el amor lo que iluminaba, o una pena honda que los unía, abrazados, o quizá una despedida, o, por qué no, también cabe sopesar la posibilidad única de un simple momento de arrobo robando al sol un poco de calor.




sábado, 16 de octubre de 2010

El transexual Anthony (de Anthony and the Johansons) concede una entrevista a EL PAIS

Me da la impresión de que a la traducción de la entrevista que EL PAÍS me hizo y publicó el 12 de octubre le faltaron matices. La declaración artística que hacía se refería a mí mismo: "Al ser un transexual, soy como un animal salvaje, fuera del mundo de los cristianos y los patriarcados". Nunca dije que "los transexuales son animales salvajes", como sugiere el título.

También expresé mi firme deseo de que nos aproximemos a lo femenino en nuestra relación empática con los demás y con el medio ambiente. Creo que esa orientación podría ayudarnos a abordar los problemas que afrontamos hoy como especie.

Históricamente, el cristianismo y otras religiones han decretado que la naturaleza es femenina. No es ningún secreto que casi todas las religiones del mundo están estructuradas y gobernadas por jerarquías compuestas por hombres. Han tratado de someter el elemento femenino y dirigir nuestra atención hacia ellos, los conductos espirituales capaces de enseñarnos que hay un paraíso en otro lugar, más allá de esta vida. Pero lo que necesitamos reactivar ahora es precisamente nuestro sentido intuitivo de conexión con el mundo natural, para poder superar nuestra alienación y restablecer el equilibrio en nuestra relación con la ecología de nuestro hogar, la Tierra.

Es cierto que las mujeres también han apoyado los sistemas patriarcales en el curso de la historia. Sin embargo, me gustaría sugerir que este es un buen momento para aprovechar y dar más poder a la sabiduría femenina de los círculos de mujeres, abuelas, hermanas... Creo que será necesaria una inmensa transformación de la conciencia de todo el mundo para poder tener la esperanza de desmantelar los peligrosos sistemas de los que nos hemos dotado y que estamos imponiendo al planeta.

En mi calidad de transexual, soy más consciente que la mayoría de las personas de que todos tenemos en nuestro interior cualidades masculinas y femeninas.

Por esa razón propongo que haya una aproximación a lo femenino en todos los sistemas que tenemos hoy en activo.




jueves, 14 de octubre de 2010

ZEITGEIST

Atención a este documental alternativo donde se detallan ciertas verdades sorprendentes (aunque muchas ya las imaginábamos) del mundo contemporáneo. Merece la pena verlo y en muchísimas ocasiones te deja con la boca abierta. ZEITGEIST lleva siendo desde hace unos años una autentica bomba mediática que está prendiendo como la pólvora al tiempo que relata una verdad apabullante sustentada con todo tipo de pruebas y argumentaciones.

El documental está estructurado en tres partes. La primera es una exposición del cristianismo como un mito, un híbrido astrológico-literario. Este mito constituye el terreno abonado sobre el que pueden funcionar nuevos mitos en los que las masas crean ciegamente y así ser manejados con mayor facilidad. La segunda parte, analizando los atentados del 11-S, expone el funcionamiento de la propaganda y adoctrinación mediática, logrando que los propios ciudadanos acepten ser más controlados por sus gobiernos pese a que eso suponga una reduccion de sus libertades. La tercera sección habla sobre la política y economía global, enfocándose en el monopolio del dinero (junto a la especulación financiera) y el gasto militar.

Aquí va el enlace donde la podéis ver:


lunes, 11 de octubre de 2010

Artículo mío publicado en en periódico EL MUNDO

Gángster americano, nacido en Nápoles en 1899. Murió en Miami en 1947. Puso en marcha el comercio clandestino de alcohol en Chicago durante los años de la prohibición (1919-1933)

RESULTA ANECDÓTICO QUE UNO DE los personajes más temidos e importantes de este siglo como fue Al Capone acabase derrotado por el miedo a ponerse una inyección para curarse una sífilis antigua que arrastró los últimos años de su vida. Al Capone nació en Nápoles (Italia), el 17 de enero de 1899. A los cinco años emigró con su familia a Nueva York, donde la miseria de los suburbios de esa enorme urbe tan escasa de posibilidades fue su escuela en los asuntos del hampa. Tuvieron que pasar varios años hasta que, a la muerte del temible mafioso Johnny Torrio, se proclamase jefe supremo de la Mafia en la ciudad de Chicago. Capone tenía 26 años y su ascensión resultaba imparable. Cientos de pistoleros a su servicio, incontables posesiones y 18 guardaespaldas que lo custodiaban noche y día: un equipo que le costaba más de 200.000 dólares a la semana. Fue una década de terror la de los años 20. Una de sus matanzas más célebres fue la del 14 de febrero de 1929, cuando su gente, disfrazada de policía, ametralló a sus rivales, que le disputaban el control del tráfico ilegal de licor. En realidad, todo formaba parte de un plan, pues poco después no dudó en dejarse aprehender bajo el cargo de posesión de armas para permanecer más de 12 meses en la cárcel, a salvo de la venganza del mafioso Dug Moran.

Al Capone tenía fama de ser un hombre sin escrúpulos, gordo, bromista y dado a la juerga, que poseía todo lo que pudo desear en sus años de miseria. Fue por esa vida galante por lo que nunca apareció en público junto con Mae, su mujer, a la que prefirió mantener en el anonimato.

Pero los días de Capone estaban contados. Parece ser que, sin que éste se diera cuenta, un investigador logró infiltrarse entre sus hombres. Durante varios años y con un eficiente trabajo, reunió pruebas de ingresos ilegales y defraudación fiscal. Pese a su inmenso poder, los intentos de Capone para asesinar al jefe del fisco y sobornar al jurado resultaron infructuosos. No tuvo más remedio que confesar el delito de fraude por más de 300 millones de dólares, y fue sentenciado a 11 años en la cárcel de Atlanta.

Pero aún daría mucho que hablar. Asumió su condena como él más dócil y tenaz de los presos mientras por detrás sus negocios revivían: la corrupción carcelaria le permitió ejercer su poder desde la cárcel. Ya por entonces le había sido diagnosticada una sífilis aguda que, haciendo honor a su tozudez, se negó a tratar por miedo a las inyecciones, pese al dolor cada vez más intenso.

La suerte de Capone cambió al ser trasladado a la temida prisión de Alcatraz, en San Francisco: imposible allí poseer ningún privilegio, ningún contacto con el exterior. Aquel temido gángster que años atrás controlase Chicago, pasó a ser el preso no 85 y obligado a seguir la disciplina penitenciaria. Su bajo estado de ánimo, unido al empeoramiento de su salud, lo relegaron a la enfermería de la prisión donde pasó los últimos años de su condena tumbado en un sucio catre, solitario y esquivo. Para cuando salió (1939) ya no era ni la mitad de lo que había sido. Su esposa Mae, que hasta entonces había vivido en la sombra, cargó con el peso de sus achaques, lo trasladó a su lujosa mansión de Miami y lo cuidó como una madre. El mal había dañado sus funciones mentales, apenas podía andar, no bromeaba, y la saliva se escurría sin parar por la boca. Fue Mae quien, valiéndose de mil artimañas, logró curar su enfermedad en 1942 con las temidas inyecciones de penicilina. Pero su deterioro mental era irreversible, y murió el 25 de enero del 47 en su casa de Miami.
Por Ariel Capone. Ariel Capone, escritor y descendiente de Capone





viernes, 1 de octubre de 2010

I LOVE MENDICUTTI

Aquí te pongo el link del principio de la entrevista que nos hizo LITERALIA a Eduardo Mendicutti y a mi. Espero que te guste.