Páginas vistas en total

domingo, 24 de enero de 2010

EL SECRETO (microrelato)


Esta mañana amanece lluviosa y me despierto con un nudo en el estómago. No puedo esperar más. Ha llegado el día. ¡Tantas veces planee este momento! Camino hasta el sofá donde desde hace diez años duerme Ofelia, mi querida perrita, me he siento a su lado y con voz temblorosa, le digo:
Ofelia, mi vida, hay algo que debo confesarte... ya tienes una edad para saberlo. Mamá y yo no somos tus padres. Eres adoptada.






Dedicado a mi amiga Ruth Toledano


2 comentarios:

  1. Ofelia querida, qué suerte la tuya! Cuánto me habría gustado a mí tener tu padre adoptivo: amoroso, inteligente, responsable (por no hablar de lo guapo, ya lo sabes tú). Qué gran noticia para ti haber descubierto que no eres el producto de un celo cualquiera, sino que eres una hija deseada y buscada. Ya sabes que mi chihuahua Poca también es adoptiva y ¡la adoramos!. Como Fernando a ti. Os mandamos lametones y besos, Poca y Ruth.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ofelia, soy Javier.Aunque hace mucho tiempo que no sabía de ti,el otro día cuando estuve en tu casa pude recordar con extensa lucidez cuando apenas eras una pequeña niña recien llegada . Yo también quiero decirte que tienes una gran suerte de tener a Fernando como papá. Aunque son cosas naturales (y estoy convencido de que lo habrás tomado muy bien)deseo decirte que cuando quieras puedes venir con tu hermana a conversar (sobre este tema y otros) con mis niñas que hace ya un tiempo pasaron por todas esas reflexiones que ahora te ocupan a ti.Te deseo todo lo mejor en esta nueva andadura de pensamiento y aunque supongo que lo tienes claro quiero confirmarte que los reyes magos existen.....Te envío un fuerte restregón de pelo y todo mi amor.

    ResponderEliminar